Blogia
addendaetcorrigenda

Ecosistema editorial, ecosistema mundial

Ecosistema editorial, ecosistema mundial

Una propuesta de Greenpeace España a los autores españoles y al sector editorial, encaminada a salvar los últimos bosques primarios del planeta:

 

 

 

LIBROS AMIGOS DE LOS BOSQUES

La industria editorial española es una gran consumidora de papel, entre otras, de cuatro regiones con bosques primarios del mundo: Finlandia, Canadá, Rusia y países asiáticos, como Indonesia. Más del 80% de los bosques primarios del mundo han sido destruidos o degradados, y la mayor parte de lo que queda está amenazado por la tala ilegal y descontrolada.

Aunque algunas editoriales españolas ya están aplicando políticas ambientales, estas no son lo suficientemente fuertes para acabar con la compra de papel procedente de estos lugares. Pero las cosas pueden ser diferentes. Algunos escritores y escritoras han acordado trabajar con Greenpeace en el proyecto Libros Amigos de los Bosques, para asegurarse de que sus próximos libros se imprimen en papel que no procede de estos lugares.


El papel de los libros españoles

En el año 2002 la producción de libros en España alcanzó los 275,6 millones de ejemplares, con una facturación en el mercado interior de 2.674 millones de euros. Greenpeace estima que para ello se han consumido 25.505 toneladas de papel para el que ha sido necesario cortar 357.081 árboles.

La gran mayoría del papel utilizado para publicar novelas se ha producido usando pasta procedente de madera virgen en vez de fibra reciclada. Y con los datos oficiales de las importaciones se deduce que una parte de esta pasta procede de madera virgen originaria de zonas con bosques primarios.

Finlandia es el principal país proveedor del sector editorial español y es el país que exporta una cuarta parte del papel de impresión y escritura que se consume en todo el mundo. Sus bosques primarios representan un 5% de los 20 millones de hectáreas de los bosques de este país, estas áreas tienen un alto valor para la conservación y son el sustento de cientos de especies importantes que incluyen algunas en peligro de extinción, muchos de ellos también son cruciales para el pueblo indígena sami, que depende de los bosques para continuar con su forma de vida tradicional como pastores de renos.

A pesar de la importancia ecológica y cultural de estos bosques boreales, el Gobierno finlandés sólo ha designado la mitad de estos ecosistemas como áreas protegidas, es decir, sólo un 2,5% del área forestal del país. Aunque el Instituto Finlandés del Medio Ambiente, la Universidad de Helsinki e, incluso, el Ministerio Finlandés de Medio Ambiente están de acuerdo en la necesidad de aumentar la protección, la empresa forestal estatal, Metsähallitus, continúa las grandes talas de bosques que constituyen hábitats de especies en peligro de extinción y en superficies de especial valor cultural. Además Finlandia es, a su vez, uno de los mayores importadores de madera rusa, con más de 11 millones de metros cúbicos al año, que suponen un 10% del total talado en los bosques rusos, y el 50% de la madera rusa se tala de forma ilegal.

Por ello Finlandia es especialmente importante para el proyecto Libros Amigos de los Bosques porque la destrucción de los bosques primarios rusos y los suyos propios, está siendo alimentada, en parte, por la demanda de la industria editorial española.

 

¿Qué pide Greenpeace al sector editorial?

Que tome medidas para eliminar progresivamente el uso de papel procedente de la destrucción de bosques primarios y la adopción de políticas de abastecimiento respetuosas con la sociedad y el medio ambiente.

 

¿Cómo pueden las editoriales hacerlo?

Cambiando progresivamente su política de suministros de papel de manera que tiendan a usar papel fabricado a partir de fibras recicladas, para ayudar a disminuir la presión a la que los bosques están sometidos, y/o certificadas por FSC, para asegurarse de que la fibra de madera virgen de la que está hecho proviene de bosques bien gestionados según estrictos criterios ecológicos y sociales.

 

¿Qué editoriales y escritores apoyan el proyecto?

Treinta y cinco editoriales canadienses, entre ellas Random House Canada y Penguin Canada, se comprometieron formalmente a eliminar de manera progresiva, en un período de tres años, las fibras de bosques primarios de sus publicaciones, lo que ha provocado un cambio sin precedentes en la demanda. Hoy en día, se han diseñado ya cinco papeles reciclados para el mercado canadiense, y todos contienen al menos un 60% de residuos post-consumo.

En España el proyecto Libros Amigos de los Bosques comenzó en septiembre de 2004 con la presentación de la novela de Isabel Allende El Bosque de los Pigmeos. El último libro que forma parte del proyecto es La Tierra Herida, de Miguel Delibes y Miguel Delibes de Castro (padre e hijo). Hasta la fecha los resultados del proyecto han sido estos:

* El proyecto cuenta con 5 títulos de los que han sido impresos más de 380.000 ejemplares: 274.000 copias en papel reciclado y 107.000 en papel certificado por un organismo internacional creíble y avalado socialmente, como el FSC.

* Los Libros Amigos de los Bosques editados en papel reciclado han conseguido un ahorro de 1.900 árboles (una superficie equivalente a más de cuatro estadios de fútbol), casi un millón de litros de agua (2/3 de una piscina olímpica), 822.800 kWh (el consumo doméstico medio de 250 ciudadanos españoles en un año) y ha evitado la generación de 190 toneladas de residuos.

* Greenpeace se ha reunido con una buena parte del sector editorial español y ya están trabajando en el proyecto algunas editoriales; como Destino (Grupo Planeta), Areté y Montena (Grupo Random House Mondadori), Blume, Icaria, Trotta, etc.

* El proyecto se desarrolla en Reino Unido, Holanda, Canadá, EE.UU., Italia, Francia, Alemania, Bélgica y España; contando con el apoyo de 250 escritores/as, entre los que cabe destacar a Günter Grass, José Saramago, Margaret Atwood, David Suzuki, J.K. Rowling, Niccolò Amanniti, Andrea De Carlo, Philip Pullman, Alice Walker, Barbara Kingsolver o Isabel Allende.

* En España apoyan el proyecto autores como José Saramago, Manuel Rivas, Álvaro Pombo, Rosa Regás, Isabel Allende, Joaquín Araujo, Javier Moro, Soledad Puértolas, Fernando Sánchez Dragó, Jorge Riechmann, Antonio Orihuela, Luis Pancorbo, Dionisio Cañas, Miguel Delibes de Castro, Juan Luis Arsuaga, Clara Janés, Javier Reverte, Espido Freire y Luis Sepúlveda.


 

(Noticia relacionada: «Madera de editores».)

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

Dayrelis -

Aunque no lo parezca son más las personas que cada día reconocen que es necesario empezar a salvar el planeta. Estoy de acuerdo con la cración de campañas que motiven a las personas a comprar libros de editoriales que utilicen papel reciclado en la elaboración de libros.
Las compañias que diariamente utilizan enormes cantidades de papel y que aun utilizan papel virgen deberian tambien empezar a utilizar papel reciclado y fomentar el desarrollo de programas de reciclaje dentro de sus propias empresa.

Braulio Llamero -

Mi esperanza, como consumidor involuntario de árboles, es que llegue pronto el Libro Electrónico y deje de ser necesario tanto y tanto papel para tanto y tanto libro (tantas veces innecesario).
Aunque, mientras tanto, desde luego, toda iniciativa de este tipo es lobable.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres